Diversificar y Descentralizar


En un mundo cada vez más global, una voz se alza por la localidad, la diversidad, la descentralización.

Maia, mi nuevo sol.


Este aviso lo debo de hace mucho, pero entenderán que desde hace mes y medio me ocupo de lo estrictamente necesario para tener tiempo para lo estrictamente importante (y vivificante).

El 14 de Mayo nació Maia, mi nuevo sol y causante de que ande por ahí con elementos hidrofílicos para limpiar baba (propia, obvio). Pesó en aquél momento 4K 150gr., marca que dejó atrás ya en el primer control. Madre ya recuperada, padre aún en estado catatónico, beba sana, gorda, tranquila y creciendo… ¿Qué más puedo pedir?

Malditos MMRPGs…


Aldea TravianO debería decir maldito Travian… O tal vez debería culparme a mí mismo por el nivel de recursos que dejo que me consuma. El hecho es que hace unas semanas, y a falta de otras actividades por motivos ya conocidos (o conocidos por mis conocidos varunda la regalgancia), este multijugador masivo ocupa ciclos de segundo plano de mi CPU con demasiada frecuencia. El tema llegó a ser tan grave como para despertarme porque a cierta hora de la noche justo arribaba el ejército y debía enviarlo a una nueva misión.

Más allá de que es algo que está en segundo plano de continuo y que de seguro discontinúe en breve (sí, por los mismos motivos), hay aspectos interesantes detrás de este juego (o de este tipo de juegos si me permiten generalizar con desconocimiento de causa).

Mis primeras incursiones en el tema fueron causadas por avisos que encontraba en la Linux Journal (sí, aún leo algo). Una que otra incursión siempre terminadas en lo mismo, curioseo y nada de registrarse. Finalmente, y por causas que aún están por determinarse, me registré en el servidor internacional. Poco después estaba registrándome en un server latinoamericano que recién iniciaba. Y esa fué mi perdición. Algo que inicialmente entreví como un desenchufe para esos minutos perdidos entre actividad seria y actividad seria se convirtieron en obsesión, en la actividad seria que cada tanto me permitía desenchufes para hacer las cosas no importantes de la vida, como vivir. Bueno, no fué tan grave.

El juego permite un sinnúmero de alternativas que dan para los gustos y posibilidades de mucha gente. Por supuesto, si quieres ganar debes profesionalizarte y eso incluye invertir dinero real, juntar voluntades para que entre todos administren una única cuenta 24×7, asociarte a alguna alianza que normalmente tiene sus propios y estrictos requisitos, etc. Para mí, estar en los puestos ciento y algo de entre doce mil jugadores ya es suficiente y hasta me permito caer a algún doscientos y poco por cierto tiempo. Ya que estamos, necesito alguien que se encargue de mi cuenta los ratos que no estoy o estoy durmiendo, lunes y miércoles de 19:00 a 22:00 y todos los días entre las 03:00 y las 06:00 :-P

En fin, hasta acá el cuento por hoy. No escribo más porque dos de mis tres ejércitos están por arribar y debo reenviarlos a robar recursos de algún despistado que, por alguna extraña razón, no está conectado todo el tiempo. Muahahahahaha!!!

Fe de erratas…


Fe de erratas: donde dice “soltero” debe decir “casado”.

Laura y Mauricio
Foto cortesía de Cristian Menghi.

Médica Uruguaya, la salud que atrasa


Día 1: Llamada al centro de atención para coordinar una consulta de caracter prioritario (que no es lo mismo que urgente). Me informan que los números son para el mes entrante. Como eso no es viable, me informan que puedo ir personalmente a pedir hora para el día sea a las 0700 o a las 1300 algunos días en particular de la semana (eso por la especialidad y por el tupé de elegir médico). También me cuentan que a esas horas se pide para la tarde (caso 0700) o para la noche (caso 1300). ¿wtf?

Día 3: Como levantarme temprano para pedir hora no es algo a lo que estoy acostumbrado decido ir al mediodía. Craso error. Hago la cooooola, que al menos avanza con cierta rapidez, solo para llegar al mostrador para que me informen que esa especialidad no atiende para números obtenidos por ese procedimiento (flac@ del call center, me acordé de todos tus parientes), que el procedimiento tampoco se puede realizar en esa ventanilla y que me dirija al lado. Lección aprendida, lo que quise hacer se llama “inmediato” y lo que necesito es “sobrantes”. Me dirijo a la ventanilla para recibir mis sobras, afortunadamente acá la cola es muuuuuucho menor. Llegado al nuevo mostrador obtengo una nueva dosis de uruguayismo, sufra afiliado, que para eso nos paga. El sobrante no es ese día, sino otro. ¿Otro especialista? Mismo problema. Eso me pasa por no haber ido de madrugada, que sino solo tenía que esperar al mediodía para que me dieran el número para esa noche. ¿Solución? Vuelva mañana a las 0700.

Dia 4: Con el humor que se merece la ocasión y el buen trato hasta acá recibido me caigo de la cama para ir a hacer mi peregrinación y rogar por unas migas… sobras… “sobrantes”. Llego. Parece que no soy el único que tiene apremios sanitarios pues la cola es way much longer que yesterday. Y no crean que avanza tan rápido como la de ayer. Con todo fué rápido y en una hora ya estaba en ventanilla nuevamente (vieron que con el entrenamiento todo cambia). Esta vez la correcta, esta vez el trámite correcto, esta vez había hablado con los que saben no con los agentes del centro de atención. Obtengo mi número a las 0800 para ser atendido (sic) a las 1330.. y bueno, habrá que esperar… Me rechina un poco que el talón diga “lista de espera”, pero así deben ser todos los talones. A la hora pactada vuelvo y voy directo a Informes (ese de la i grande de ignorante) para preguntar en qué consultorio el médico elegido me iba a atender. Iluso (otra acepción de la i grandota). El talón es para que me den numero si tienen disponibilidad (otra acepción de ganas). Me dirigen ¿a donde? Al mostrador de partida. Todos los caminos conducen a la ventanilla uno, no hay escapatoria. Allí me dicen que a las 1400 me llamarán por mi nombre para avisarme si hay cupos y qué número me toca… ¿Entonces flac@ para qué me hiciste venir antes?… 1410, deben estar ocupados por la cooooola de “inmediatos” que se armó. 1430, la cola ya terminó, seguro llaman en cualquier momento. 1450, tímidamente, como rogando, como perro con la cola entre las patas, como si hubiese hecho algo malo, me acerco al mostrador para preguntar en qué órden de espera estoy y si aún falta mucho para que entreguen los números de mi especialista.
- ¿Cómo? ¿Ché, vos llamaste a todos no? ¿No lo escuchó Sr.?
- No, no lo escuché, y eso que estuve todo el rato acá.
- Bueno, ya no hay lugar, debe venir otro día.
- ¿Para hacer todo este trámite nuevamente para ver si al final tienen un lugar donde colocarme? Ni lo sueñes, dame alternativas.
- Si lo autoriza El Doctor le podemos dar un número, diríjase al consultorio x.
Busco en ese laberinto de gente, puertas y pasillos el bendito consultorio. Mi malestar se trasluce en mi cara. ¿Será por eso que nadie se me interpone? Frente a la puerta al fin… ahora solo resta esperar que abra y hablaremos. Se abre. Se cierra… trato de frenarla. Oh, no es el médico, es su asistente, la Sra. Enfermera con mirada adusta, poniente de distancia, como pisando’huevo bah.
- El Doctor (já, Dotor, já… por tratarlos así, así nos tratan) no acepta más inmediatos ni sobrantes el día de hoy, por favor diríjase a la ventanilla (¿a qué no saben cual?) para pedir para otro especialista, si es que desea atenderse hoy mismo (no, si bua queré pasiar por las instalaciones nomá).
De nuevo en la ventanilla.
- ¿Tiene algun otro “sobrante” para hoy (que me dea, faltó)?
- Si, para dentro de hora y media, otro especialista.
Buenísimo, ya es media tarde, me viene al pelo para almorzarendar algo mientras espero. Y además, después de este ejercicio que via’ anda’ con que quiero tal o cual especialista.
-Correcto, su número se lo entregan en Caja, luego de abonar la orden.
¿Abonar? ¿Encima debo pagar por ser tratado como “sobrante”? Y bueno, será parte del ejercicio. ¿Qué? ¿Queeeeeeeé? ¿Número 3? ¿A esta hora? O me tocó el bondi que recién habilitaron o el (carrito lechero) que nadie quiere… (chiste de estudiante del interior)
- Mirá flac@, no te lo tomés a mal, pero después de todas las vueltas que dí para el otro especialista, que para este me toque el número 3 a hora y media de la consulta no me da… esteeee… garantías. (Vuelvo al modo que me quieren sacar a base de entrenamiento). ¿No tendrás hora para éste médico?
- Como no, en una semana, número 14. Aquí tiene, pase por caja, que le devuelvan el dinero de la orden y con eso pase por caja y abone esta orden para que le den el número.
¡Juas! Ni un burócrata recibido lograría tal enredo, pero por lo hasta acá sufrido están todos contratados en este lugar… Por suerte el cajero se da cuenta y va a buscar la otra parte del trámite para cerrarlo en uno solo. ¡Fiuuuuu!
- Sirvase, con este comprobante, el día de la consulta se acerca a alguna de nuestras terminales y confirma que asistirá.

Previous Articles

Voto en Blanco


La campaña al Google vivo


SpamKarma2 no tiene la culpa


Inicio mi peregrinación anual


El karma de SpamKarma2


SFD 2009 – La Experiencia del Gobierno de Montevideo


Día Mundial de la Libertad del Software 2009


שנה טובה


¿Que te pasa agujero?


Campaña por la restauración del agujero.


JNCIS-FWV Certified


Ya no tengo agujereado el mate!


JNCIA-WX Certified


Y por ahora: Ubuntu + Gnome


Marte visto como la Luna (hoax)


JNCIA-SSL Certified


JNCIA-FWV Certified


Con la Soja al Cuello


CCNA Security Certified


Fuí asimilado… soy CCNA.


Welcome to my village

Thank you for taking the time to visit my blog! Take a second to peek around and check out some of my previous posts. Of course, I would love to find out what you think as well, so make sure to comment. See you around!

Amigos